Salud Periodontal durante la Gestación

La salud oral antes, durante, y después del período de gestación es de suma importancia.  Muchas mujeres carecen de este servicio, ya sea porque tienen miedo de ir al dentista mientras están preñadas, o porque carecen del conocimiento y la importancia de un buen cuidado oral.  Desafortunadamente, muchos profesionales de la salud no le enfatizan esto a las mujeres.

El período de gestación puede tener implicaciones serias en la salud periodontal de las mujeres, ya sea por cambios hormonales o factores immunológicos.  Varios estudios (incluyendo Lieff, 2004) encontraron pérdida de hueso y encías de 2 - 4 mm en 1,224 mujeres con 24 semanas de gestación durante un período de 4-5 meses.

En mujeres con enfermedad periodontal severa, se encontró una correlación directa con mayor incidencia de bebés prematuros y con bajo peso (PT/LBW por sus siglas en inglés).  Haciendo la enfermedad periodontal un indicador de riesgo para bebés PT/LBW.  El 50% de las mortalidades en recién nacidos se debe a bebés PT/LBW.  Pre-término se considera cuando el bebé nace previo a las 37 semanas de gestación y bajo peso cuando nace por debajo de 5 lb y 8 oz.  Al momento, estudios preliminares sugieren que el tratamiento y cuidado periodontal PREVIO al embarazo, ayuda y sirve como barrera para prevenir partos pre-término.

También se estima que un 7-8% de las mujeres embarazadas padecen de diabetes gestacional.  Aunque este tipo de diabetes suele desaparecer luego del embarazo, la falta de cuidado puede ser detrimental para la salud oral de la misma manera que la diabetes afecta la salud oral de sobre un 66% del puertorriqueño.  A las mujeres embarazadas se recomienda hacerse limpieza dental cada 3 a 4 meses, e incluso, algunos planes médicos permiten una limpieza adicional a las mujeres durante su período de gestación (su dentista puede darle esa información).

En cuanto a tratamientos de caries, cirugías orales, y radiografías, es recomendable cualquier tratamiento dental en una mujer embarazada para prevenir cualquier tipo de infección que pueda afectarla durante el embarazo.  Si son necesarias, las radiografías no son dañinas siempre y cuando se le coloque un delantal y protector de tiroides de plomo.

La prevención y educación son las mejores herramientas para lograr un cuidado de salud óptimo.

 

Cómo reducir la inflamación oral

La enfermedad periodontal es una enfermedad inflamatoria crónica la cual afecta los tejidos que dan soporte al diente.  Estos son las encías, hueso, y ligamentos periodontales.  La inflamación es la forma en la cual el cuerpo reacciona para remover toxinas que son productos de bacterias que habitan en su boca, las cuales se exacerban ante la presencia de placa bacteriana.   Cuando la inflamación es crónica (entiéndase que esta presente constantemente) puede comenzar a causar daños irreversibles en el hueso y encías, y a tal efecto, en los dientes, causando que estos se aflojen y eventualmente, se pierdan. Desafortunadamente, la inflamación no ocurre únicamente en la boca.  Otras condiciones sistémicas, entre ellas enfermedades cardiovasculares, diabetes y artritis, también están causadas por inflamación crónica.  Varios estudios han encontrado enlaces entre estas condiciones y la enfermedad periodontal.

Un periodoncista lo puede ayudar a usted a controlar la enfermedad periodontal como resultado de inflamación oral.  Los tratamientos dependerán de la severidad de la condición y pueden ser tanto invasivos (cirugía localizada) como no-invasivos (alisados radiculares o limpiezas profundas).  Además de visitar a su periodoncista, es importante mantener un buen régimen de higiene oral y buena dieta en su hogar.  Esto lo podrá ayudar a controlar la inflamación oral y sistémica.

  • Mantener una Dieta Saludable - Comidas ricas en omega-3 (salmón, atún, sardinas, o nueces) y anti-oxidantes (té, frutas, vegetales) han demostrado ayudar a reducir la inflamación y reducir el riesgo para enfermedades periodontales.
  • Ejercicio - El mantener un peso saludable y hacer ejercicio hasta moderadamente ha demostrado una incidencia mas baja en condiciones inflamatorias que aquellos que no se ejercitan.
  • Cepillarse los Dientes e Hilo Dental - El cepillado de dientes de 2-3 veces al día y uso de hilo dental una vez al día es la mejor manera para interrumpir las actividades bacterianas en la boca que pueden causar enfermedad periodontal.  Los estudios indican que mientras mejor sea el cepillado, y mas frecuente, menos la incidencia de condiciones periodontales.
  • Visite a su periodoncista - 2 visitas para limpieza al año es recomendado para una sonrisa saludable.  Pero a pacientes con enfermedad periodontal, diabetes, u otras condiciones que afectan más la salud oral, se les recomienda limpiezas cada 3-4 meses.

Si no ha visitado a su dentista, llámenos y permitanos orientarle sobre su salud oral.

Envejecer es Inevitable, la pérdida de dientes no lo es...

¡Mantener dientes y encías saludables lo ayudará a mantener sus dientes de por vida! No hace mucho, era raro el que una persona mayor fuese a su cama sin primero removerse su dentadura.  El edentulismo ha ido declinando desde los 1950.  De acuerdo al CDC, aproximadamente 25% de la población actual mayor de 65 años es edéntula.

Como se ha mencionado anteriormente, la enfermedad periodontal es la causa principal de pérdida de dientes en adultos.  Aunque el riesgo de desarrollar enfermedad periodontal aumenta con edad, el mantener  salud periodontal en condiciones óptimas lo puede ayudar a mantener sus dientes de por vida.  No todos podemos prevenir los síntomas de la vejez, tales como arrugas y utilizar bifocales, pero la enfermedad periodontal sí se puede prevenir.

Existe una variedad de riesgos que hace que las personas mayores de edad sean susceptibles a enfermedad periodontal, en especial la presencia de otras enfermedades.  Estudios han encontrado relaciones entre enfermedad periodontal y otras enfermedades inflamatorias tales como diabetes, artritis reumatoidea, enfermedad cardiovascular, menopausia, entre otras.  Otros factores que pueden influenciar el avance incluye medicamentos, salud mental, disminución de saliva y condiciones que incapacitan la función motora.

Para ayudar a prevenir esta enfermedad, y mantener una sonrisa y salud oral saludable, es importante mantener a su dentista al tanto de cualquier cambio en salud.  La meta es hacer los ajustes necesarios en su cuidado oral antes de que estos cambios resulten en problemas serios y a su vez comprometan su salud oral y corporal.

Como periodoncista, y profesional de la salud, recomiendo que todo paciente mantenga un cuidado oral comprensivo en su hogar, incluyendo cepillado de dientes luego de cada comida, uso de enjuagadores bucales e hilo dental y visitas a su dentista 2 veces al año.  Si surgen problemas de las encías, tales como inflamación o sangrado, una consulta con su dentista o periodoncista puede llevarlo a un tratamiento efectivo.  Recuerde que el periodoncista es un dentista con especialidad en tratamientos de encías, hueso, y estructuras de soporte al diente.

Para mas información, visite la pagina de la Academia Americana de la Periodoncia www.perio.org y visite nuestras otras entradas en la columna a la derecha "Entradas Recientes".

Buena Salud Oral = Buena Salud Corporal

Mantener dientes y encías sanas hacen más para el cuerpo que mantener una salud oral saludable. La mayoría de nosotros sabe que para mantener un estilo de vida saludable, necesitamos comer una dieta balanceada, hacer ejercicio, evitar el tabaco, entre otros.  Lo que probablemente no realizan es que el cepillarse los dientes y utilizar el hilo dental son igual de importantes para mantener tu salud general en buen estado.  Un cuidado oral rutinario es la mejor manera de prevenir enfermedades periodontales, o de las encías.  Estudios recientes ya han encontrado relación entre enfermedades periodontales y cardiovasculares, diabetes, artritis.  Mantener tu salud oral al día es más importante que nunca.

La enfermedad periodontal es una condición inflamatoria crónica que afecta no solo las encías, si no todos los tejidos que rodean y dan soporte a los dientes.  La enfermedad Periodontal es la principal causa de pérdida de dientes en adultos.  Se estima (según la Academia Americana de la Periodontologia) que 8 de 10 personas tiene algún tipo de condición periodontal... desde gingivitis, hasta periodontitis agresiva y severa.

Algunas señales que le pueden alertar a usted sobre enfermedad periodontal son las siguientes:

  • Sangrado fácil de encías durante cepillado y uso del hilo dental
  • Encías inflamadas
  • Encías recedidas (los dientes se ven más largos)
  • Mal aliento persistente
  • Dientes flojos
  • Cambio en como sus dientes "encajan" al morder

Aunque la pobre higiene es la causa mayor de esta condición, existe una variedad de factores de riesgo que afecta la salud.  Estos incluyen genética, uso de tabaco, cambios hormonales, diabetes, estrés, nutrición, entre otras.

Como dentista, y periodoncista, recomiendo un cuidado oral comprensivo diario en su hogar, y visitas frecuentes (por lo menos 2 veces al año, algunos pacientes necesitan más) a su dentista.  Si se encuentra algún problema, busque una consulta con un periodoncista para encontrar un tratamiento efectivo.

Recuerde que los periodoncistas tenemos entrenamiento adicional para el diagnóstico, tratamiento, y prevención de múltiples condiciones periodontales.  Incluyendo lesiones patológicas.

Para mas información, visite la página de la AAP: www.perio.org

Periodoncia y Diabetes

Comienzo con esta entrada ya que la diabetes tiene una prevalencia alta en Puerto Rico y Estados Unidos y es uno de los mayores factores de riesgo para periodontitis.  El fumar siendo el otro, pero eso será otro tema. Según el CDC, la población de diabéticos en Puerto Rico es de 9.9% (ajustado por edad).   De un total de 3.7 millones de habitantes, eso es aproximadamente 370,000 personas.  En Estados Unidos, 13.8% de los Puertorriqueños padecen de diabetes.  Con estos datos, nos damos cuenta de lo importante que es conocer sobre esta condición y cómo es que esta afecta los tejidos periodontales.

¿Qué es la Diabetes?

En palabras sencillas, la diabetes es una cantidad anormal de azúcar en la sangre.  Causada por resistencia a insulina o por falta de insulina.  La insulina es la hormona secretada por el páncreas a cargo de regular los carbohidratos.

Existen 3 tipos de diabetes:

  • Tipo 1
  • Tipo 2
  • Gestacional

La diabetes tipo 1 es frecuentemente diagnosticada en personas menores y requiere una dósis diaria de insulina, debido a la falta de producción de la misma.

La diabetes tipo 2 es resistencia a insulina y no requiere (por lo general) dósis de insulina. Es tratada con dietas y medicamentos.  Frecuentemente es diagnosticada tardíamente.

La gestacional es cuando una mujer no diabética tiene niveles altos de azúcar en la sangre durante su embarazo.  Esto por lo general vuelve a niveles normales al terminar el período de gestación.  Sin embargo, los niños de mujeres que tuvieron diabetes gestacional desarrollan más propensidad a tener diabetes durante su vida.

De los riesgos a la salud que un diabético puede tener están: Neuropatía Diabética, problemas cardiovasculares, derrames cerebrales, retinopatía (razón primera de ceguez en diabéticos), nefropatía (problemas renales), y Periodontitis.

¿Como afecta la diabetes los tejidos periodontales?

La diabetes afecta mucho la micro-vasculatura.  Estos cambios vasculares degenerativos afectan el transporte de nutrientes y migración de leukocitos (células blancas) a los tejidos gingivales.  Esto resulta en poca difusión de oxigeno y poca eliminación de desperdicios metabólicos.  De esta misma manera se afectan la vista y las extremidades (causando ceguez y amputaciones).

Cuando un paciente esta en un estado de hiperglicemia sustenida (nivel algo de azúcar) el metabolismo de colágeno también se ve afectado.  En estos pacientes se comienza a formar "Advanced Glycation End-Products" o AGEs.  Esto causa un aumento en los enlaces de colágeno, haciendo de éste uno muy estable.  El problema de este tipo de colágeno es que es más resistente a re-absorción y tiende a acumularse en los vasos sanguíneos.  Al afectarse el sanado, tratamientos como implantes dentales, cirugías de regeneración ósea y de tejido pueden verse afectadas.

La mejor medida que los dentistas utilizamos en este momento para monitorear el nivel de azúcar se llama la A1c.  Esta medida nos deja saber como se ha mantenido su nivel de azúcar en los pasados 3 meses.  Para las personas normales, la A1c es menor a 5.7.  Un diabético controlado la debe tener por debajo de 7.  Esto es muy importante cuando estamos haciendo tratamientos quirúrgicos ya que los resultados y el sanado pueden verse afectados.

Es por esto que es muy importante el mantener visitas regulares con su dentista/periodoncista y su médico primario.  Su dentista también debe de tener comunicación con su médico.

Para más información pueden ver la Revisión Comisionada de la Academia Americana de Periodoncia y visitar la página de la Asociación Americana de Diabetes.  También les recomiendo que lean: AAP supports the International Diabetes Federation Guidelines on Oral Health for People With Diabetes