RELACION ENTRE ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES Y PERIODONTITIS

La enfermedad periodontal es una condición inflamatoria crónica que va destruyendo las encías y el hueso que dan soporte a los dientes. El CDC y la Academia Americana de la Periodoncia estima que aproximadamente 2 de cada 3 personas tiene algún tipo de esta inflamacion, desde gingivitis leve, hasta periodontitis severa. Por otro lado, las enfermedades cardiovasculares se refieren comúnmente a condiciones que envuelven vasos sanguíneos tapados o estrechos, los cuales pueden llevar a derrames y/o ataques del corazón. La inflamación es un factor de riesgo mayor... mas aún que el colesterol. Las enfermedades cardiovasculares son la causa #1 de muertes en los Estados Unidos.

Ultimamente, se han publicado artículos hablando sobre la enfermedad periodontal y su relación con las enfermedades cardiovasculares. Lo que se ha encontrado es que sí existe una asociación entre la periodontitis y enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, una relación causal todavía no ha sido establecida.

La base para esta relación es: INFLAMACION.

La inflamación es la primera respuesta corporal a cualquier tipo de lesión. Aunque la inflamación puede ser beneficiosa bajo ciertas condiciones, al verse descontrolada (conocida como inflamación crónica) esta puede ser dañina y causar daños a los tejidos (ya sean periodontales o cardiovasculares). Existen varios marcadores para inflamación. Uno, llamado "C-Reactive Protein" o "CRP" por sus siglas en inglés se ha encontrado en altas cantidades en pacientes de periodontitis, enfermedades cardiovasculares, o ambas. El obtener el CRP alto en una prueba no debe ser causa para preocupación. Sin embargo, el tenerlo alto en pruebas subsiguientes pueden ser indicios de algún tipo de inflamación crónica. La inflamación crónica esta presente en infecciones sostenidas, tales como periodontitis y/o enfermedades cardiovasculares. Aquí es donde aparenta existir un enlace común entre estas enfermedades. Ciertos estudios han indicado que el manejar la inflamación de una enfermedad, ayuda a manejar el riesgo de la otra.

Los estudios de la relación entre estas dos condiciones siguen en proceso. Se sabe que lo más importante para tratar cualquier condición es la prevención. Es por esto la importancia de mantener visitas anuales (o como su médico recomiende) a su médico de cabecera y dos veces al año con su dentista.

Otras enfermedades, tales como artritis, COPD, osteoporosis, entre otras, también son crónicas. De estas hablaremos en otra edición.

Para más información, puede visitar la página de la Academia Americana de la Periodoncia: www.perio.org, o mi página de internet www.PerioPR.com