Bifosfonatos y Salud Oral

Los bifosfonatos se han utilizado en los pasados años para tratar y prevenir la osteoporosis.  Los mismos tambien se han utilizados en pacientes con ciertos tipos de cancer.  Los bifosfonatos suelen administrarse orales o intravenosos.  Ejemplos comunes de estos son: Fosamax, Boniva, Aredia, entre otros. En situaciones raras (<1%), personas que han sido tratadas con bifosfonatos han desarrollado lo que se conoce como Osteonecrosis de la Mandibula o BRONJ (por sus siglas en ingles).  Esta condición puede causar problemas severos con el hueso alveolar de la boca, en especial luego de procedimientos invasivos tales como extracciones.  Los síntomas pueden ser no-existentes o minimos, pero al agravarse la condicion, el dolor y  la molestia aumentan.

Sintomas incluyen:

• Dientes con movilidad • Adormecimiento de la mandibula • Dolor y/o infección de la mandibula • Encías que no sanan luego de tratamientos • Hueso expuesto

Al momento no hay cura.  El mejor tratamiento que existe es el mantener una buena higiene y salud oral para así limitar los tratamientos invasivos.  Si su médico le recetó o ha tomado este tipo de medicamento por un largo tiempo (4-5 años o más), es importante que se lo notifique a su dentista.  Visitas regulares para limpieza y chequeo son la mejor herramienta para la prevención.